The KonMari method [MEGAPOST]

Buen viernes!
Tomate unos minutos y leelo, pasa rápido.

Soy ordenada. Los fines de semana. La falta de tiempo hace que mi habitación de lunes a viernes vaya incrementando su entropía. El lunes salgo para el trabajo y mi habitación queda impecable. El viernes vuelvo de la facultad y es Kosovo. El domingo a la noche es día de orden. Velozmente pongo todo en su lugar y todo vuelve a empezar.

Otra es la situación en época de exámenes. El caos se vuelve constante y al borde de rendir los parciales o finales se desata en mí un gran deseo de ordenar todo. Cuando digo todo, es todo, y no pasa por un tema de procrastinación. Creía que sí, pero no.

Hace unos días, paseando por Pinterest encontré algo que decía "the life changing magic of tidying up". Es un libro de Marie Kondo, una gurú del orden por decirlo de alguna manera, y acá es donde surge el KonMari method. Empecé a leer y me compré el libro.

El concepto es no sólo ordenar tal como lo conocemos, sino deshacerse de cosas y quedarse sólo con lo que uno ame. ¿Parece sencillo, no?

El libro dice que hacer esto te cambia la vida. ¿Es para tanto? Sí.
No soy acumuladora, pero suelo guardar porque "esto me puede servir" o "me da lástima deshacerme de esto". Y mi principal objetivo de este año fue y es "soltar" en todos los aspectos de la vida.

Los pilares básicos son:
  • Ordenar todo de una sola vez. Ordenar debe ser un evento especial y no algo de todos los días.
  • Ordenar por categoría no por lugar. No ordenes "este cajón", ordená "todos los libros", "todos los maquillajes".
  • Distribuí todos los productos de la categoría que estes ordenando de manera que queden visibles.
  • Agarrá un ítem y preguntate si te genera alegría, si lo usas, por qué lo guardas.
  • Hacelo solo. Otras personas pueden influir sobre la decisión de conservar o no algo propio, y los demás no deberían tener injerencia en esto.
¿Qué es lo que tenía, qué fue lo que hice, qué quedó?

Tenía muchas cosas de más. Cosas que por afecto o por el just in case conservaba.
Muchas cajas. Algunas ordenadas y un par con cosas random de esas que no sabía donde meter.
Mucho espacio ocupado por mis pertenencias.

Entre el trabajo, la facultad, la familia y los afectos no tengo mucho tiempo así que no pude hacer todo de un tirón.
Me llevó 3 domingos.
Dispuse 3 cajas grandes para ir poniendo: cosas para tirar, cosas para donar, cosas en duda sobre que hacer con ellas. La caja de cosas para tirar la dividí porque en casa separamos la basura en (no) reciclables.


Aproveché la agenda para armarme un dibujo con cajitas de los lugares donde tengo cosas mías y que había ahí a grandes rasgos para ir tildando cuando ya estaba ordenado.


Con cada cosa fui marcando la check list mental:
  • ¿Me gusta?
  • ¿Lo uso?
  • Si no, ¿lo voy a usar? ¿le puede servir a otro?
  • ¿Cumplió su ciclo?
  • ¿Qué tanto afecto le tengo?
  • ¿Me genera algo negativo?
El primer domingo vacié COMPLETAMENTE todo el placard de mi habitación (3 metros de largo, por el alto de la pared y unos 60cm de profundidad).
  • Toda la ropa, incluidas las medias, la ropa interior, la ropa de vacaciones.
  • Ropa de cama.
  • Zapatos en su totalidad.
  • Carteras, bolsos, mochilas.
  • Cajas de recuerdos: cartas, souvenirs, diarios y agendas usados, maquillajes usados y sus cajitas, tapas de cuadernos terminados.
  • Cuadros y dibujos.
  • Colecciones.
  • Todo lo que tengo de hardware y electrónica. Cajas de cosas que ya no están en garantía.
  • También me ocupé del baño, aunque ahí no suelo guardar muchas cosas por el tema humedad.

Lo que ven en la foto de arriba es después de haber revisado toda la ropa (lo que se ve es apenas la mitad del placard). Ese día saqué 5 bolsas grandes de basura y una valija, de las más grandes, con cosas para donar.



El segundo domingo vacié todo lugar del living en donde hubiera cosas mías.
  • Libros.
  • Cosas del colegio.
  • Cosas de la facultad de materias aprobadas.
  • Películas y música.
  • Cuadernos y todo lo de papelería sin usar.
  • Todo lo de artística: papeles, bastidores, pinceles, acrílicos, lápices, pasteles y accesorios varios.
Logré sacar 2 bolsas grandes de basura y el equivalente a otra valija grande de cosas para donar. 


El último domingo le tocó a lo más lindo y a lo más difícil.
  • Cosas de la facultad en uso.
  • Biromes, marcadores, lápices, stickers, gomas de borrar, banderitas y notitas.
  • Cremas, maquillaje, esmaltes, perfumes y relacionados.
  • Pañuelos, collares, aros, pulseras y anillos.
  • Libros que estoy leyendo, agenda.
  • La bolsa madre con sus bolsas (las de cartón de compras).
  • Cajas con cosas random (y esto era a lo que me refería como lo más difícil).
Saqué 2 bolsas para tirar y algunas cosas incluí en las valijas para donar. Acá por lo general se me desordena pero no acopio cosas que no me sirven.


Algo de lo que tiré, todas las cajas estan llenas de cajas.
Hay ciertas cosas que no las voy a regalar porque me gustan pero quiero terminarlas rápido así que son pseudo incluidos en el Project Pan.

Siento que a fin de año voy a repetir esto, hay cosas que aun no estaba preparada para deshacerme, pero me molesta tenerlas y encima el libro lo leí luego de haber empezado con el orden, por lo que ciertos conceptos me quedaron afuera. Además a fin de año voy a tener que preparar el siguiente Project Pan y seguramente necesite revisar de nuevo.


¿Conocían el método? ¿Se animan a hacer este declutter?
Carol~

12 comentarios:

  1. La verdad es que deberiaaaaa!!! mas que nada en tema placard!!! Es una buena idea, espero tomar coraje y empezar jaja besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es dedicarle un día entero y ya, la satisfacción es impagable jaja

      Eliminar
  2. Yo estoy haciendo de a poco los findes, como vos. Es un mega orden porque incluye mi casa Y mi oficina, ahora que tengo otra (si bien sigue siendo en el mismo inmueble). Hasta ahora tiré un montón de cosas y doné bastantes, si bien hay muchas cosas que están en el limbo por ahora, masomenos como te pasó a vos. Me causó mucha gracia el término "bolsa madre", yo tengo varias, y la mayoría aún está en casa xD

    Que tengas un muy buen finde =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas que quedan en el limbo son lo peor! Yo las dejé bien a la vista y que obstruyan bien el paso y la vista así me pudro y las tiro, o les busco un lugar correcto jajaja
      Besos!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Jajaja! Todo sea por tener un lugar ordenado :)

      Eliminar
  4. Ahora tiene nombre, pero es algo que hago todas las primaveras. A pesar de no tener tantas cosas -exceptuemos los esmaltes y libros-, crecí con la idea que es mejor uno que uses a diez que ocupen espacio, aunque siempre queda algo en el tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre en diciembre hago orden pero nunca tan "intenso", hasta que me di cuenta que ya no tenía espacio y que a decir verdad, uso pocas de las cosas que guardo...

      Eliminar
  5. Ja! Como no se me ocurrió escribir un libro sobre el tema!
    Veo que seguis con tus proyectos para desarraigarte de las cosas... Te cuesta?
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo podrías escribir! No me cuesta, lo que ocurre es que tengo todo muy ordenado y clasificado, casi todo en cajas diviiiinas y así fue como empecé guardando cosas por "lindos recuerdos" o "por las dudas" pero tampoco es que llegué a un nivel de acumuladora jajaja (solo de make up shhh).
      Necesito volver a hacer esto a fin de año así lo hago de un tirón y con más tiempo.
      Besos!

      Eliminar
  6. no sigo el método pero hoy he acabado los examenes y estoy haciendo limpieza!!!! Tengo previsto cambiar mi armario porque hay un monton de cosas que no utilizo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego de terminar los exámenes es una época ideal para hacer limpieza! A mi me toca en diciembre...
      Besitos!

      Eliminar